La deshidratación ocurre cuando se utiliza o se pierde más líquido del que es ingerido, y el cuerpo no tiene suficiente agua y otros fluidos para llevar a cabo sus funciones normales.

Cualquier persona puede deshidratarse, sin embargo, esta afección es especialmente peligrosa para los adultos mayores.

Los adultos mayores naturalmente tienen un volumen menor de agua en sus cuerpos, cuentan con una menor capacidad para conservarla, y la sensación de sed se hace menos fina; además pueden presentar enfermedades o tomar ciertos medicamentos que aumentan el riesgo de deshidratación. Esto quiere decir que incluso enfermedades menores, como infecciones que afectan los pulmones o la vejiga, pueden provocarles deshidratación.

Los síntomas más comunes de deshidratación en los adultos mayores son dolores de cabeza constantes, infección del tracto urinario, presión arterial baja, confusión similar a la demencia, convulsiones, y aumento de la frecuencia cardiaca.

Si consideras que tu adulto mayor puede estar deshidratado, o presenta alguno de estos síntomas, te dejamos algunas recomendaciones para una correcta hidratación:

  • Evitar la exposición al sol durante periodos prolongados.
  • Mantener los espacios ventilados.
  • Vestir al adulto con ropa liviana y cómoda.
  • No tomar diuréticos sin la autorización del médico.
  • Ofrecerle líquidos de forma rutinaria durante el día, y estimular a beber incluso si no tiene sed.

Recuerda que en Visiting Angels México el bienestar de los adultos mayores y cuidar de ellos es nuestra prioridad, nuestros Caregivers están altamente capacitados para brindar compañía de calidad, cuidados especializados, además de asistencia en el aseo de tu ser querido, ayudar con la medicación y mucho más.

Estamos muy cerca de ti en diferentes ubicaciones en la CDMX, Área Metropolitana, Cuernavaca, Guadalajara y nuestra nueva sucursal en Cancún.