Discutir el cuidado en casa con un ser querido.

1.- Como convencer a su padre/madre mayor a aceptar un cuidado en casa.

¿Cómo ayudar al adulto mayor a superar las tradiciones y costumbres familiares y culturales, y aceptar asistencia externa en su hogar? ¿Cómo comunicarle a su padre/madre mayor que usted y sus hermanos se preocupan por los riesgos que conlleva que vivan solos en su casa? ¿Cómo les ayuda usted a mantener su independencia sin interferir en su vida ni en su toma de decisiones?

El Plan Familiar.

Preparar una reunión familiar puede ser un gran lugar para comenzar a discutir acerca del cuidado que debe (o quiere) recibir ya su padre/madre de la tercera edad. Puede que parezca algo evidente para usted, pero recuerde que ellos son los que tomarán las decisiones de su propia vida, no usted ni sus otros familiares (a menos que exista una condición grave de salud y su ser querido no está siendo razonable a cerca del cuidado necesario).

Su ser querido debe ser siempre la voz central de la discusión – sino, puede ser difícil llegar a una solución que sea aceptable para ellos.

Las reuniones familiares deben mantener el apoyo como valor central, este apoyo familiar puede ser suficiente para convencer a su ser querido a considerar un cuidado en casa antes de que su salud se deteriore.

A pesar de ser una reunión familiar planeada y pensada, es normal que exista resistencia y negación de parte del adulto mayor (o quizá de otro familiar) al hablar de su independencia o reducción de esta.

Si comienza a haber resistencia y no quieren proseguir con la discusión, no insista en continuar con la reunión. Entienda que es necesario cierto tiempo para aceptar el tema- acérquese después de un par de semanas y sugiera otra reunión próxima. Si continúan siendo resistentes y negados a hablar del tema, trate de ser un poco más asertivo y trate de hacerlo comprender que usted (y su familia) quieren reunirse porque les interesa su bienestar y calidad de vida.

2.- ¿Cómo aproximarse al difícil tema de una asistencia a domicilio para su ser querido?

Ya que las conversaciones con su ser querido a cerca de este tema serán emocionalmente difíciles, deben ser manejadas con cuidado y cariño.

Temas a recordar cuando usted y sus familiares discutan el tema de una probable asistencia en casa:

  • Su ser querido debe ser el enfoque de toda discusión y completamente involucrado (asumiendo que su capacidad mental es adecuada y lúcida).
  • Plantee sus opiniones utilizando frases como: “Yo pienso..”, “Yo opino que…”
  • Elija un tema específico para cada discusión.
  • Sea asertivo al decir sus pensamientos.
  • Respete las opiniones de su ser querido.
  • Acepte que puede que tome tiempo y varias conversaciones para llegar a la solución adecuada.
  • Evite utilizar declaraciones puntuales o del tipo acusativas (“Tú”…).
  • No intente decidir ni concluir mucho en una sola conversación, sea paciente.
  • Anticipe las dificultades y trabas que se podrían presentar, asegúrele a su ser querido que sus libertades serán respetadas y promovidas con una asistencia en el hogar.
  • Sugiera la opción de incluir en la reunión a un caregiver de Visiting Angels, sin ningún compromiso ni costo alguno, sólo para consultar dudas y ayudar en el proceso de la toma de decisión.

3.- Tenga un Plan.

Algunos métodos para enfrentar la resistencia de parte del adulto mayor son los siguientes:

  • Si la salud de su ser querido es un tema importante, dígalo y parta de ahí para iniciar la plática.
  • Incluya a externos, como un sacerdote, un médico, amigo cercano etc.
  • Utilice recursos comunitarios o consulte alguna otra agencia de cuidadores, lean al respecto para relajar y familiarizarse con el tema de la asistencia en el hogar.
  • Enfóquese en los asuntos de su ser querido, no en los suyos. Habrá mayor diálogo y aceptación si ambos tienen deseos y preocupaciones similares.
  • Se sugiere reunirse los puros familiares, previamente a la reunión con su ser querido, para encontrarse en la misma página y así transmitirle esa seguridad y tranquilidad al adulto mayor.

4.- Dar ese Paso.
Después de la reunión inicial con su ser querido donde todos han tenido la oportunidad de expresar sus pensamientos, sugiera amablemente hacer una cita con su médico geriatra o psicólogo geriatra para una revisión médica completa. Esta evaluación puede ser clave en la toma de decisión para una asistencia en casa.

Evite insistirle a su ser querido a cerca de la evaluación, solo siembre la idea en su mente y aliméntela durante un tiempo. Eventualmente, la mayoría de los adultos mayores aceptan que no pueden cuidarse a sí mismos como lo solían hacer. Hablar con un doctor puede hacer esta decisión menos complicada.

Finalmente, sea directo y sugiera la idea de una agencia de Caregivers como la alternativa más apta para su situación. Esta sugerencia permitirá a su ser querido hacerse familiar con la idea y con lo que ofrece la agencia. Háblele a cerca de qué hace un caregiver, y que servicios puede proveer. Recuérdeles que siguen teniendo el control ellos y que la asistencia a domicilio puede significar mayor paz y tranquilidad para todos.

Manténgase positivo.