Cuántas veces no hemos escuchado hablar sobre la vejez… pero, te has dado cuenta que generalmente este tema va ligado a la carga física y emocional que conlleva esta etapa de la vida?

Hablar sobre la tercera edad siempre está relacionado con enfermedades, sufrimiento, compasión y en ocasiones puede llegar al desprecio y discrimninación por parte de algunas personas.

Si bien, la vejez es una etapa en la cual se pierde cierta independencia y control de capacidades físicas con las que un individuo contaba en su juventud, no siempre quiere decir que esté enfermo o sea incapaz de valerse por sí mismo, por el contrario, si recibe un buen cuidado que lo incentive a recobrar el entusiasmo por querer realizar actividades de las cuales no se creía capaz, puede aportar grandes beneficios a su salud, así como un pleno desarrollo en su entorno y con sus seres queridos.

¿Qué rol tiene el afecto familiar?

Un punto importante a destacar es precisamente el rol que cumple la familia en el impacto de su salud, representando un auxilio de tipo emocional y social, pues con las limitaciones que pueden llegar a existir, la familia asume un rol más activo en la provisión de cuidados y servicios, representando el factor principal para reducir la posibilidad de internamiento en algún instituto geriátrico, cumpliendo así, con una de las aspiraciones más importantes para los ancianos, que es vivir una vejez digna, en tranquilidad con sus seres queridos y la comodidad de su propio hogar.

Un adulto mayor necesita equilibrio emocional, ser aceptado tal cual es, sentirse amado, que no se le deje en el desamparo material, ser valorado en lo que es y en lo que fue, por ello nada se entiende más digno que centrarse en la perspectiva de facilitarles una vida confortable, otorgándoles el derecho a disfrutar de la entrega de los suyos, brindándoles asistencia física, psíquica, e incluso, integridad y dignidad, evitando situaciones de descuido y abandono.

Beneficios de recibir un buen cuidado

Existen diversos recursos de los que nos podemos apoyar si queremos crear una atmósfera saludable para el desarrollo de habilidades de un adulto mayor, como lo son las terapias, particularmente la ocupacional, la cual está vinculada al impedimento del deterioro cognitivo, resultado de la demencia, afección que puede resultar frecuente en un anciano. Siendo uno de los beneficios principales que podemos obtener de esta práctica, el desarrollo de habilidades psicomotrices que mejoran las actividades productivas y comunicativas, reforzando a su vez la autoestima, realización y mejora en la calidad de vida a la que aspira un adulto mayor.

La práctica temprana de este tipo de terapias en la vejez es benéfica sobre todo para preparar a un adulto mayor a la adaptación de esta etapa de vida, a manera de integrarlos de forma positiva a su entorno y necesidades.

Es importante recalcar que este tipo de terapias deben llevarse a cabo bajo la supervisión y manejo de profesionales capacitados para desarrollar de manera adecuada dichas actividades.

En Visiting Angels, tenemos el compromiso de brindar atención especializada al adulto mayor, promoviendo en todo momento su independencia creando un desarrollo físico y emocional pleno.

Contrata a nuestros caregivers, quienes además de brindar un servicio de primer nivel en calidad, atención y empatía, están totalmente capacitados para desarrollar terapias ocupacionales, supervisadas por gerontólogos certificados.

Estamos muy cerca de ti en diferentes ubicaciones en la CDMX, Área Metropolitana, Cuernavaca, Guadalajara, Zapopan y en Puebla.

¡Próximamente en Querétaro!

Llámanos al (55) 8897 1100 o envíanos un WhatsApp al (56) 2422 9147. ¡Te estamos esperando!