Es común que dentro del cuidado del adulto mayor nos preguntemos qué alimentos son o no recomendables, pues es cierto que, en muchos casos, tanto los músculos como los órganos gradualmente van reduciendo su efectividad y su fortaleza con el paso de la edad, lo que puede acarrear cambios significativos en su digestión, así como en los procesos de deglución e ingesta previos.

Como bien sabrás, existen alimentos con un alto valor nutricional, así como también alimentos cuyo valor nutricional es poco o nulo. Sin embargo, incluso dentro de los de alto contenido nutricional, existen algunos que deben medirse, cuando se trata de la alimentación de los adultos mayores, precisamente por la razón que comentamos con anterioridad.

Por lo general, la dieta de un adulto mayor se distribuye en un aporte del 12% en proteína, 23% en grasas y 65% en carbohidratos.

A continuación, podrás encontrar un pequeño listado de alimentos comunes y su ingesta recomendada, para que tengas un valor de referencia al momento de prepararle sus comidas a tu ser más querido.

  • Verduras de hojas verdes (como lechugas, espinacas, etc.), son recomendables cuando menos seis veces a la semana. Mientras que otras verduras (como zanahoria, calabaza, cebolla, etc.), por lo menos una vez al día.
  • Cereales integrales, pueden ser ingeridos tres o más veces al día.
  • Carnes rojas, es preferible limitar su consumo a menos de dos veces por semana.
  • Carnes blancas pueden incluirse, en el caso del pescado, por lo menos una vez a la semana; aves de corral (como pollo), al menos cuatro veces por semana.
  • Frutos secos (como cacahuates, almendras, nueces, etc.), son muy recomendables y de preferencia integrarlos a la dieta por lo menos cinco veces a la semana.
  • Legumbres y leguminosas pueden consumirse más de tres veces por semana.
  • Lácteos (como queso, yogurt y leche) preferiblemente reducirlos a una o dos veces por semana.
  • Fresas, moras y otros frutos silvestres, pueden incluirse en la dieta al menos dos veces por semana.
  • Comida frita o rápida es preferible evitarla en todo momento, pero de no ser posible, limitar su consumo a solamente una vez por semana.
  • Es recomendable cocinar solamente con aceite de oliva, evitando otros tipos de grasas (como el aceite de canola, mantequilla, etc.).
  • Postres (como galletas, dulces, etc.) que contienen un alto valor de azúcar, es mejor limitarlos a menos de una o dos veces por semana.

No podemos evitar hacer hincapié en que la lista arriba mencionada comprende valores de referencia, por lo que lo ideal es consultar siempre con el médico las recomendaciones de alimentación que deban aplicarse a la dieta del adulto mayor.

En Visiting Angels México queremos asegurar que tu ser más querido cumpla con una correcta alimentación para que mantenga su salud estable, así como su integridad y su independencia. Nuestros Caregivers están altamente capacitados para brindar compañía de calidad, cuidados especializados, además de asistencia en el aseo de tu ser querido, ayudar con la medicación, su alimentación y mucho más.

Estamos muy cerca de ti en diferentes ubicaciones en la CDMX, Área Metropolitana, Cuernavaca y Guadalajara.