Hoy más que nunca, los adultos mayores no deben estar solos.

Con el paso de los años, la piel comienza a volverse más delgada y sensible a los factores externos, tales como los cambios climáticos, de temperatura, e incluso, al propio tacto con los objetos.

Debido a estos cambios, los accidentes en el hogar pueden suceder con mayor facilidad a los adultos mayores, pudiéndose ocasionar cortes, golpes, o incluso, quemaduras.

De hecho, las quemaduras constituyen una causa frecuente de lesión en los adultos mayores, aún siendo leves, ya sea por un accidente en el manejo de la cocina, caídas sobre una estufa, un accidente calentando agua, etc.

Si en el caso de tu ser más querido hubo un accidente por quemadura leve en la piel, o llegase a ocurrir en un futuro, aquí te damos unos consejos para tratar la lesión:

  • Si la quemadura no está abierta ni es profunda, puede irrigarse con agua fría durante 15 minutos, para ayudar a reducir la inflamación y el ardor.
  • Puede tratarse de aliviar el dolor con analgésicos tópicos indicados para quemaduras leves.
  • Si en el área de la quemadura se tiene algún accesorio, como anillos o pulseras, deberán retirarse y cubrir la quemadura con una venda.
  • Si en la zona de la quemadura se presentan ampollas, es recomendable no reventarlas, pues podrían agravar la lesión.

En el caso de quemaduras graves, es necesario buscar atención médica inmediata. En este tipo de quemaduras profundas, es imperante no aplicar agua, ni analgésicos, pues los tejidos se encuentran expuestos y podrían infectarse.

Por supuesto, el mejor tratamiento para una quemadura es la prevención. Muchos de los accidentes que suceden en el hogar del adulto mayor, pueden ser evitados si se cuenta con el acompañamiento adecuado en sus actividades diarias.

¡Somos tu Ángel de la Independencia!

En Visiting Angels México queremos que la salud y la integridad de tu ser más querido se conserven intactas. Por ello, ponemos a tu disposición el servicio de nuestros Caregivers, gracias a su experiencia, ellos pueden ayudarte a procurar, vigilar y acompañar al adulto mayor en casa en sus actividades diarias, buscando siempre que mantenga su independencia, mientras se aseguran de que esté fuera de riesgos por accidentes como quemaduras, cortes o caídas.

Estamos muy cerca de ti en diferentes ubicaciones en la CDMX, Área Metropolitana, Cuernavaca, Guadalajara y nuestra nueva sucursal en Monterrey.